La edad exacta para publicar

No existe la edad exacta para para publicar, pero considero que cuantos más libros hayas escrito, más cerca estarás de la publicación. Cuanta más experiencia tengas escribiendo, mejor practica tendrás y evitarás esas típicas metáforas cursis y sin sentido (sí, yo también soy culpable), los estereotipos y más importante, encontrarás tu propia voz. Al principio empiezas copiando la voz de aquellos escritores que te han inspirado para escribir, pero una vez que llevas unas cuantas novelas terminadas, has aprendido de todos esos errores que cometemos cuando somos amateurs.

¿Cuantas novelas habré pensado que eran la crème de la crème al empezar? Ahora me entran escalofríos al pensar en releerlas, en mi mente, me imagino mis ojos sangrando (aunque solo se me empañarían con el bostezo). Personalmente creo que con trece años no tenía la madurez necesaria para escribir y ahora, incluso pienso que a veces necesito MÁS experiencia. Hay que leer todo lo que puedas, tener resolución, paciencia y perseverancia.

Lo que me ha animado mucho en mi proceso de formarción como escritora han sido siempre los consejos Laura Gallego García. Cuando me desanimo, voy a su pagina y leo su proceso, desde que comenzó con una amiga a escribir a los 11, hasta los 21 años cuando publicó su primera novela después de 13 terminadas. Encuentro sus consejos reales y concretos. Así que te animo a buscar la pagina web de tus autores favoritos y leer sus consejos. Lo que te dirán es que no te des por vencido y que el camino del escritor es largo. Christopher Paulini empezó a escribir Eragon a los quince y pasó tres años hasta que la editorial familiar lo publicó (él como yo tiene debilidad por escribir a mano en cuadernos). Y podría pasarme el día relatando todos esos escritores rechazados por editoriales empezando por J.K. Rowling.


Hoy también quiero hablar de algo que me ha llamado la atención: la publicación de la primera parte del primer libro (va a estar serializado, como las novelas de Charles Dickens) de una booktuber estadounidense. Bien, ahora mismo está co-escribiendo un libro (incompleto todavía) con otra escritora experimentada. La primera parte ha llegado al top best seller del NYT. A lo mejor, alguien puede adivinar de quien estoy hablando, pero como no me gusta el drama, prefiero no soltar nombres. Hay que admitir, que el libro ha tenido un marketing espectacular, de esos que hace anticiparlo con ansia, creando grandes expectaciones, para que al final resulte que no es gran cosa. (Algunos no podemos apoyarnos en nuestra fama, y es difícil no resentirlo, pero ¿sabes qué? Si tu novela es buena, confía en ella -y en el marketing de tu editorial-, porque no es fácil difundir la voz.)

Los que han leído ese libro lo han criticado por varias razones:

  • No está pulido.
  • No tiene voz propia.
  • ORIGINALIDAD, parece que eso no abunda en los libros para jóvenes adultos. Dicen que es una copia de otro libro más famoso (para quien le interese hablo de Trono de Cristal de Sarah J. Maas).
  • ¡Mostrar en lugar de describir!
  • Personajes estereotípicos, de esos que no llegas a conectar. Muchas veces, cayendo en la trampa del escritor amateur de describir la apariencia externa como si eso fuera imprescindible (no lo es).
  • Demasiada descripción de todo (parece que para algunos lectores mucha información es aburrida, y eso que me encuentro entre ellos. Siempre que me han preguntado por El Señor de los Anillos me ha dado una rabieta por Gandalf y sus interminables monólogos, pero si no eres J.R.R. Tolkien… no muchos van a apreciar tus dones de la descripción minuciosa).

No le veo problema alguno a publicar siendo un adolescente. En verdad, me da envidia, pero como he dicho antes, no creo que pudiese escribir nada importante durante esa época de mí vida, al menos nada de lo que pudiera estar 100% orgullosa. Para mí es importante que mi novela debut sea representativa de quien quiero ser como escritora y por eso no podría apresurar el proceso. Si quisiese que los demás leyesen lo que escribo podría publicarlo en Wattpatt, pero para eso prefiero que se quede en el cajón o entre mi grupo de confianza (Creo que tengo el síndrome de Margaret Mitchell, porque ella se pasó 10 años escribiendo Lo que el viento se llevó en secreto por puro aburrimiento y solo se lo dio a un editor porque una amiga cuestionó su capacidad de escribir un libro. Llegando a arrepentirse al poco tiempo). 

Es un tema peliagudo, eso de la novela debut, pero excepcionalmente, puede ocurrir que sea una gran novela (véase La ciudad y los perros de Vargas Llosa). No te preocupes en publicar hasta que no hayas terminado esa novela que quieres contar. Cuando verdaderamente sabes que eres un escritor es cuando terminas el libro. Es fácil empezar, pero pocos pueden terminar. Puede que la primera novela no sea publicable, ni tampoco la segunda, tercera, incluso la decimosexta, pero la siguiente será mejor.

Captura de pantalla 2016-06-12 a las 16.43.43

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s